lunes, 27 de abril de 2009

La Noche De San Juan


Por José Ramón Farías
monchofari@hotmail.com
moncho_50@hotmail.com
joseramonfa@gmail.com
Columnista
Para ChacoMundo
Comentarios: (02)

La noche del 23 junio, vísperas del nacimiento de San Juan el Bautista, icono de la Iglesia Católica, es ocasión de celebraciones en el mundo occidental. Allí donde recaló la cultura hispánica, se practican ceremonias y rituales, siendo el más notable el caminar descalzo sobre un colchón de brasas ardientes. Pero la práctica de caminar descalzo sobre brasas encendidas, no es excluyente en las celebraciones del natalicio de San Juan, sino que esta antiquísima práctica de desarrolla en diversas partes del mundo, y no siempre la motivación es la misma.

El 21 de junio se celebra en el hemisferio norte, el día más largo del año. La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, fogatas y ritos de fuego de toda clase se iniciaban en la víspera del pleno verano, o 20 de junio, para simbolizar el poder del sol y ayudarle a renovar su energía.
La tradición nos llega a los americanos de España donde decían, esta es una fecha en la que se abren de par en par las invisibles puertas del “otro lado del espejo”: Se permite el acceso a grutas, castillos y palacios encantados; se liberan de sus prisiones y ataduras las reinas moras, las princesas y las infantas cautivas merced a un embrujo, ensalmo o maldición; braman los dragones, salen a dar un vespertino paseo a la luz de la Luna seres femeninos misteriosos en torno a sus infranqueables moradas; afloran enjambres de raros espíritus duendiles amparados en la oscuridad de la noche y en los matorrales; las gallinas y los pollos de oro, haciendo ostentación de su áureo plumaje, tientan a algún que otro incauto codicioso a que les echen el guante; las mozas enamoradas sueñan y adivinan quién será el galán que las despose; las plantas venenosas pierden su dañina propiedad y, en cambio, las salutíferas (medicinales) centuplican sus virtudes, los tesoros se remueven en las entrañas de la Tierra y las losas que los ocultan dejan al descubierto parte del mismo y los helechos florecen al dar las doce campanadas...
En ese país, es una noche (la de San Juan) durante la cual el fuego y el agua tienen propiedades mágicas de curación. Se encienden fogatas y cuando se apagan, niños y adultos saltan sobre las brasas, para así protegerse de las enfermedades. La gente que baila en fuentes o manantiales a la medianoche o al amanecer, reciben la misma protección. También existe la creencia de que al salir el sol, si la persona se encuentra bailando estará protegida el resto del año.
En Colombia en algunas regiones, esta es una noche de "amores", de procesiones de casa en casa y baile en las calles. Muchos colombianos se reúnen después del anochecer y siguen por los barrios, cantando y bailando. Los bailarines continúan por las calles hasta situarse frente a una casa en la cual vive una persona llamada Juan o Juana. Al llegar, gritan "Juancho" o "Juancha" para despertar a este individuo. Entonces, un solista canta con estilo improvisado hecho para despertar a la persona a quien se dirige. El individuo que ha recibido la serenata, esta obligado por costumbre, a dar refrescos a los celebrantes. El ron es considerado como el refresco mas apropiado, aunque la comida también es bienvenida. Habiendo aprovechado la hospitalidad ofrecida, el grupo se va cantando y bailando por las calles hasta llegar a la casa de otro individuo que se llame Juan o Juana, en donde se repiten estas actividades.
En Chile, lo más importante en algunas regiones, es la comida de la Noche de San Juan. Por ejemplo, en Chiloé se prepara con carne de cordero, vaca, cerdo, gallina y pavo. Mientras que en la provincia de Ñuble, se trata de un curanto de verduras y carne de vacuno. En Linares se espera esta noche con rositas de masa. También durante la noche de San Juan se realizan diversos rituales. Algunos de ellos son:
· El más conocido de todos es aquel en que se utilizan tres papas. Una completamente pelada, otra a medio pelar y una última sin pelar. Se las arroja debajo de la cama, y justo a la medianoche se saca una. Dependiendo de la papa que saque sabrá como le irá económicamente durante el año. Si es la pelada, tendrá muchos problemas; si es la que conserva la mitad con piel, no le faltará el dinero, pero tampoco le sobrará; y si es la que tiene toda su piel, le irá muy bien.
· Otra de las tradiciones de esta festividad señala que la "Noche de San Juan" es la única oportunidad del año para salir a buscar entierros. Es decir, aquellas misteriosas luces que aparecen en los campos y cuya presencia indica que sobre ese sitio está enterrado un tesoro.
· La persona que a las 12 de la noche mira la luna y después la higuera, la verá florecer. La higuera y el pesebre (un helecho) florecen esta noche. Quien posea una de estas flores será muy afortunado.
· Si quieren saber quién va a ser su marido o mujer, entierran tres porotos, asignándole a cada poroto el nombre de tres pretendientes. Aquel poroto que amanezca más brotado revelará el nombre del futuro cónyuge. También se conocerá su nombre si se escriben tres papelitos con el nombre de tres pretendientes debajo de la almohada. Al día siguiente se debe escoger uno sin mirar.
En Puerto Rico según la tradición, al llegar la medianoche del Día de San Juan, las aguas del mar se convierten en agua bendita, como aquella con la que bautizaba San Juan. De acuerdo con la creencia, esto le otorga al mar ciertas propiedades curativas, a las cuales se les atribuye la cura de varias enfermedades, así como la concesión de la belleza y la buena suerte. La tradición sostiene que para disfrutar de los beneficios de esta agua "santa", a las 12 en punto se debe caminar de espaldas hacia el agua hasta llegar a la orilla y meterse al mar, dando un salto hacia atrás. Esto lo practican todos los que desean "limpiarse" de la mala suerte y así mantener al "mal" alejado todo el año. No se sabe con certeza cuántas veces es necesario lanzarse de esta manera, aunque algunas versiones indican que debe ser siete veces, otras mencionan doce, lo cual coincide con la medianoche, aunque parece ser que la mayoría lo hace por lo menos tres veces.
En Tenerife (La mayor de las Islas Canarias), se encienden grandes fogatas en cada rincón isleño, especialmente en las playas. El poder purificador del fuego, quitará según la creencia todos los males. Una de las tradiciones es el enrame de los chorros, donde los canarios festejan la fecundidad y prosperidad que en otros tiempos aportaban las fuentes de agua, líquido elemento fundamental para la vida. Para ello se utilizan flores, frutas verdes y verduras, que adornan los manantiales o espejos de agua. También los propietarios de cabras, bañan a estas en el mar, por las propiedades curativas que adquieren las aguas en la noche mágica.
En tanto en Alicante (España) se celebran las mundialmente conocidas “Fallas”. Consiste este ritual en el desfile por las calles céntricas de grandes muñecos construidos a tal fin. Finalizada la celebración se los quema, bailando con algarabía alrededor de las fogatas, y los más audaces saltando sobre las llamas.
En Venezuela esta fecha es celebrada con especial significado en los pueblos de la costa central de población afro descendiente. Suelen realizarse celebraciones en la playa con bailes de tambor hasta el amanecer para culminar bañándose en la playa a la madrugada, baño que simboliza el bautismo y la renovación. Durante esta noche se dejan ver los adornados altares que ocupa el santo y al ritmo de tambores se realiza el Velorio de San Juan, la noche es larga y transcurre acompañada de licor y tambor. El 24 en la mañana, bien temprano se prepara el santo para salir de la casa en procesión y llevarlo hasta la iglesia acompañados de devotos y seguidores a recibir los honores de una solemne misa que una vez concluida marca de nuevo el comienzo del repique de los tambores. La procesión recorre el pueblo, y en el trayecto el santo va recibiendo dádivas, agradecimientos y reconocimientos, cada cierto tiempo la procesión se detiene y rinde a viva voz homenaje a San Juan. Los bailes al ritmo del tambor se dan en cada parada, los tambores suenan fervientemente, en el baile el hombre acosa a la mujer y esta a su cortejante. Todos llevan pañuelos de colores que agitan en todo el camino, esta procesión de gente se dirige a la casa de donde salió el santo, allí se reúnen y continúan la celebración entre fuegos artificiales, bebidas, tambores y bailes. Las llamadas “Pruebas de San Juan” en Venezuela son similares a las de otros lugares.

Por ejemplo:
· Cortarse el cabello, ya que al igual que las cosechas y la pesca que San Juan bendice ese día, éste crecerá fuerte y abundante.
· Derretir cabos de velas y echarlos en recipientes con agua, al enfriarse, la esperma se solidifica creando como especie de hilos, que los expertos en la materia son capaces de leer para predecir y adivinar el futuro de las personas. Con la misma intención, se vierte un huevo en un vaso con agua y se descifra las imágenes que allí se forman.
· El destino amoroso también puede descubrirse en un envase transparente lleno de agua. Si cada uno de los miembros de una pareja, lanza una aguja en un recipiente y estas se atraen, será amor eterno, pero si se repelen, pues allí no hay esperanzas de idilio.
· Un rito que genera mucho temor en los creyentes, tiene que ver con el futuro que le depara a quien el día de San Juan, se acerque a un río y no logre ver el reflejo de su cabeza en el agua, ya que esto significa que morirá en los próximos meses.
· Los que nunca faltan son los baños en el río. Durante todo el día, pero especialmente a las 12:00 del mediodía del 24 de junio, las aguas están benditas por la mano del Bautista.
En Bolivia por ejemplo, el municipio de La Paz, ha dictado normas legales prohibiendo el encendido de fogatas en la noche de San Juan. Es que algunos bolivianos, queman toda suerte de elementos combustibles esa noche, pero lo hacen en las calles céntricas, lo cual, según las autoridades producen contaminación del ambiente.

En la República Argentina, además del tradicional cruce de brasas o “Tatá Jehasá”, celebrado especialmente en el área guaranítica (o donde esta arribó en su expansión), también se realizan la consabidas “Pruebas de San Juan”. Algunas de ellas son:
· Al salir, después de las 12, si se encuentra con un gato negro es mala suerte para el futuro - felicidad si el gato es de otro color.
· Si sale, luego de medianoche, con una gallina negra y da vueltas siete veces la casa, encontrará al Diablo.
· Al primero que encuentra y abraza, luego de las 12, puede ser su pareja.
· Si a medianoche se hace una cruz en los árboles, producirán el doble.
· Si a las 12, mira la luna y después la higuera, la verá florecer. La higuera y el "pesebre" (helecho) florecen esta noche. Quien posea una de estas flores será muy afortunado.
· Quien vea florecer la yerba buena esta noche será muy afortunado siempre que lo mantenga en secreto.
· En la víspera se planta la flor de la hortensia, en un tarro con tierra y agua. Luego se le hace un pedido poniendo fe en el bautismo de San Juan.
· Hay que lavarse las manos con agua de vertiente para mantenerse joven y el cabello para conservarlo hermoso. Esa noche las aguas están benditas por el Bautista.
· Cuando llueve esa noche o al día siguiente, va a haber abundancia de manzanas.
· Antes de la salida del sol hay que regar los árboles con agua de vertiente, para que den bastante fruta durante el año.
· Para aprender a tocar guitarra hay que colocarse durante esta noche bajo una higuera o bien en el encuentro de cuatro caminos donde aparecerá el Diablo a enseñarle.
En Cantabria existe la costumbre de saltar la hoguera en esta mágica noche, práctica de la cual nos dan noticias muchos autores de la antigüedad, entre ellos Ovidio. Saltar sobre las hogueras, pisar las cenizas aún candentes, bailar a su alrededor, hacer pasar junto a ellas a los rebaños o llevar el fuego por los campos de cultivo del pueblo para purificar la cosecha, son prácticas que aún hoy se conservan en ciertas zonas europeas y, por supuesto, en Cantabria. El sol de San Juan quita el reuma y alivia el mal. En la noche de San Juan se intenta que el sol brille con fuerza durante la estación que comienza para facilitar la maduración de los frutos y la recogida fructífera de las cosechas. Es, por tanto, el astro el principal protagonista.

Tatá Jehasá
Es la ceremonia más espectacular que se realiza en todo el noroeste argentino. Un especialista prepara una enorme fogata desde hora temprana. Luego, alrededor de la medianoche, cuando la leña se ha convertido en brasas al rojo vivo, indica que ya pueden pasar. El imaginero repite silenciosamente una letanía y cada arriesgado caminante se encomienda a San Juan, antes de hincar la caminata. Caminan sobre un colchón de brasas de unos tres metros de longitud sin quemarse la mayoría, aunque algunos apresuran el paso señal de haber recibido quemaduras. Continuamente el especialista remueve las brasas para sacar la ceniza. Esta ceremonia se repite hasta que el foguista indica que no debe caminarse más sobre ellas.
Nuestra gente, los que realizan la práctica, dicen que San Juan los protege, que se debe a su fe profunda, la inmunidad contra las quemaduras. Muchos científicos han procurado explicar lógicamente el fenómeno. He aquí algunos argumentos:
· La primera razón, a la vez la más importante, es que los materiales sobre los que las personas caminan tienen una débil capacidad calorífica y una mala conductividad térmica, en tanto que las plantas de los pies tienen una buena capacidad calorífica. Aclaremos: la capacidad calorífica es la mayor o menor capacidad que posee un cuerpo de encapsular la energía bajo la forma de calor; la conductividad térmica es la aptitud mayor o menor que posee un cuerpo de conducir, de trasvasar o transferir calor en un sentido o en otro. Tomemos el ejemplo clásico de la cocción de un pollo. Todo, en el interior del horno, está, digamos, a 200º C. Sin embargo, al abrir el horno, ¿se preocupa usted del aire a 200º C? En cambio, ¿quién no se cuida de tocar la asadera, también a 200º C, donde está asando el pollo, o al pollo mismo, que también sale con una temperatura de 200º C? Todo el mundo sabe, por instinto, que diferentes materiales, llevados a la misma temperatura, tienen diferentes capacidades bajo los efectos del fuego. Los materiales también tienen diferentes capacidades de transferir el calor. El pollo, por ejemplo, le quemará menos que la asadera que lo contiene.
· Otro factor adicional es el aislamiento. Puede influir el grado de sal que contiene la piel, la callosidad o la humedad (ni hablemos de los productos con que se la puede untar). El espesor de la callosidad presente bajo los pies es un factor importante, ya que ésta constituye una protección adecuada.
· El estado "esferoidal" es un factor a evaluar entre las explicaciones. Si se arroja un dedal de agua sobre una plancha de cocción cuando está apenas caliente o meramente tibia, se verá al agua extenderse y evaporarse con rapidez. Si, en cambio, la placa está muy caliente, la misma cantidad de agua se reagrupará bajo la forma de ampolla aplastada y durará un largo minuto. Estos cambios en la duración se explican por el hecho de que, en el segundo caso, el agua no está en contacto con la plancha: una leve capa de vapor se desarrolló entre ambas, y el vapor, como todo gas, tiene una débil conductividad térmica.

Cruce de brasas en otras partes del mundo
El ritual de caminar sobre brasas se ha practicado a lo largo del planeta. Los jesuitas han descripto esta ceremonia entre los indios hurones norteamericanos por ejemplo. También se han recogido historias en el norte de África y en Asia. Dejo para ustedes algunas referencias que apuntan a graficar cómo no siempre el ritual de caminar descalzo sobre brasas tiene que ver con la festividad de San Juan:
· Cada mes de mayo, como parte de una celebración de tres días en honor a San Constantino y Santa Helena, algunos lugareños de los pueblos del norte de Grecia caminan con los pies desnudos sobre una cama de carbones vegetales ardiendo. ‘‘Creen que el poder de San Constantino les permite hacerlo; considerándolo un milagro’’ dijo Loring Danforth, un antropólogo del Bates College en Lewiston, Maine.
· El doctor Henri Broch (profesor de biofísica de la Universidad de Niza-Sofía, Antípolis, Francia) caminó descalzo sobre un colchón de brasas, mientras leía el capítulo de su libro dedicado al tema.
Ante el asombro de los espectadores sus pies no sufrieron quemaduras.
· El ilusionista francés Jean Eugéne Robert Houdini, el padre fundador de la magia moderna, cuenta en sus memorias cómo se lavó las manos en una fuente de agua en fusión, a más de 1.600º C.
Mayne Reid Coe, realizó, sin que interviniera milagro alguno, los siguientes actos:
· Tocó hierro ardiente con los dedos y con la lengua,
· Corrió con los pies descalzos sobre un hierro al rojo vivo,
· Marchó sobre piedras ardientes,
· Introdujo sus dedos dentro de plomo, de cobre y de hierro,
· Se puso una pequeña cantidad de plomo fundido dentro de la boca,
· Caminó sobre un lecho de carbones ardientes,
· Colocó su cara, sus manos y sus pies en el fuego por un corto momento.
Los ejemplos se multiplican por cientos, pero el espacio es factor a tener en cuenta, por eso esta apretada síntesis, (extensa por cierto) pretende graficar esta práctica iniciada en el paganismo, pero adoptada o asimilada por el catolicismo en algunos casos (como la fiesta de San Juan), sin su consentimiento.
-------------------------------------------------------------------------------
COMENTARIOS DE NUESTROS LECTORES:
-------------------------------------------------------------------------------
Veronica – Formosa – Argentina
No pude menos que reirme de mi misma cuando lei su columna. YO CREÍA QUE ESO DE CAMINAR POR LAS BRASAS ERA PARTE DE MI RELIGIÓN. Realmente, cada dia se aprende algo nuevo.
-------------------------------------------------------------------------------
Bernardo – P.R. Saenz Peña – Chaco - Argentina
¿D verdad esta es la historia real?. Pregunto: detrás de algunos mitos, por las dudas, no hay “algo” de fe auténtica?. Porque yo creo o creía en esto. Pero también mucha gente que conozco.
--------------------------------------------------------------------------------